Hiperlipidemia combinada familiar

Hiperlipidemia combinada familiar

Definición

Es un trastorno de niveles de colesterol y triglicéridos altos en la sangre que se transmite de padres a hijos.

Nombres alternativos

Hiperlipidemia tipo lipoproteína múltiple

Causas, incidencia y factores de riesgo

La hiperlipidemia combinada familiar es el trastorno más común de aumento de grasas en la sangre que causa ataques cardíacos precoces. Es un trastorno genético, lo cual significa que es causado por un problema con los genes. Sin embargo, los investigadores aún no han identificado los genes específicos responsables.

La diabetes, el alcoholismo y el hipotiroidismo empeoran esta afección. Los factores de riesgo abarcan antecedentes familiares de colesterol alto y arteriopatía coronaria temprana.

Síntomas

Las personas con esta afección desarrollan niveles altos de triglicéridos o colesterol durante los años de adolescencia y dichos niveles siguen siendo altos a lo largo de toda la vida. Estas personas tienen un mayor riesgo de padecer arteriopatía coronaria precoz y, por lo tanto, ataques cardíacos. Las personas con hiperlipidemia combinada familiar tienen una tasa mayor de obesidad e intolerancia a la glucosa.

Se puede presentar dolor de pecho (angina); sin embargo, es posible que no haya ningún síntoma físico.

Signos y exámenes

Se hacen exámenes de sangre para verificar los niveles de colesterol y triglicéridos. Los exámenes específicos abarcan:

Hay disponibilidad de pruebas genéticas para un tipo de hiperlipidemia combinada familiar.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es reducir el riesgo de cardiopatía ateroesclerótica.

La modificación de la dieta es el primer paso del tratamiento y se ensaya durante varios meses antes de agregar la terapia con medicamentos. Los cambios en la dieta abarcan la reducción del consumo de grasas totales a menos del 30% del total de calorías consumidas. La ingesta de grasas saturadas se reduce disminuyendo las cantidades de carne de res, cerdo y cordero; sustituyendo productos lácteos ricos en grasa por los de bajo contenido en grasas y eliminando los aceites de coco y palma. La ingesta de colesterol se reduce eliminando las yemas de huevos y las vísceras.

Se pueden recomendar reducciones adicionales de grasas en la dieta luego del período de prueba inicial. El asesoramiento nutricional suele recomendarse para ayudar a las personas a hacer ajustes en sus hábitos alimentarios. El ejercicio y la pérdida de peso también pueden ayudar a bajar los niveles de colesterol.

El médico puede recomendar medicamentos si la dieta, el ejercicio y el esfuerzo por perder peso no han disminuido los niveles de colesterol. Los medicamentos hipocolesterolemiantes abarcan:

  • Resinas secuestradoras de ácidos biliares
  • Fibratos (como Gemfibrozil)
  • Ácido nicotínico
  • Estatinas

Expectativas (pronóstico)

La recuperación de una persona depende de qué tan temprano se diagnostique la afección, cuándo se reciba el tratamiento y si se sigue o no dicho tratamiento. Sin tratamiento, un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular pueden causar la muerte prematura.

Algunas personas pueden tener niveles de lípidos tan altos que se sigue presentando un aumento del riesgo de ataque cardíaco a pesar de la terapia médica.

Complicaciones

  • Cardiopatía ateroesclerótica temprana
  • Ataque cardíaco
  • Accidente cerebrovascular

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe consultar con el médico si se presentan síntomas de advertencia de un ataque cardíaco o si se encuentra en un examen que los niveles de colesterol total o de triglicéridos están altos.

Prevención

Una dieta baja en colesterol y baja en grasas saturadas en los individuos de alto riesgo puede ayudar a controlar los niveles de LDL.

Si alguien en la familia padece esta afección, la persona puede pensar en someterse a pruebas genéticas ella misma o sus hijos. Algunas veces, los niños pequeños pueden tener una hiperlipidemia leve.

Es importante controlar otros factores de riesgo de ataques cardíacos tempranos, como el hecho de fumar, si se tiene esta enfermedad.

Review Date: 1/23/2008

Reviewed by: Glenn Gandelman, MD, MPH, Assistant Clinical Professor of Medicine, New York Medical College, Valhalla, NY. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.

A.D.A.M. qualityA.D.A.M., Inc. is accredited by URAC, also known as the American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). URAC'saccreditation program is an independent audit to verify that A.D.A.M. follows rigorousstandards of quality and accountability. A.D.A.M. is among the first to achieve this important distinction for online health information andservices. Learn more about A.D.A.M.'s editorialpolicy, editorialprocess, and privacypolicy. A.D.A.M. is also a founding member of Hi-Ethics and subscribes to the principles of the Health on the Net Foundation (www.hon.ch.)

The information provided herein should not be used during any medical emergency or for the diagnosis or treatmentof any medical condition. A licensed medical professional should be consulted for diagnosis and treatment of any and all medical conditions.Call 911 for all medical emergencies. Links to other sites are provided for information only -- they do not constitute endorsements of those other sites. © 2014 A.D.A.M., Inc. Any duplication ordistribution of the information contained herein is strictly prohibited.
A.D.A.M.